priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Isotipo%20color%2BBN-01_edited.png

Vida Abundante Uruguay - Jueves 20 de Enero 2022 

El Señor es mi pastor

Por: María Eugenia Marichal

2-El Señor es mi pastor.jpg

¨El Señor es mi pastor, nada me falta;…¨ Salmo 23:1

 

Este Salmo manifiesta la experiencia personal e íntima de David con el Señor. Ese vínculo fue forjado y establecido a través de toda su vida. A Dios no le conocemos de un día para otro, de hecho, a ninguna persona le conocemos de esa manera, la única manera de conocer a alguien es relacionándonos con ella. Podemos  ser como Job, ¨Hasta ahora solo había oído de ti, pero ahora te he visto con mis propios ojos¨(Job 42:5), necesitó pasar por adversidad para conocer a Dios más de cerca.

 

Así como nos pasa con las personas, que muchas veces ¨oímos¨ por boca de otros acerca de ellas no es hasta ¨verlas¨ que las conocemos. Con Dios es igual, nuestra relación con Él y como le llamemos depende de cuanta experiencia personal o intimidad tengamos con Él. 

 

1. Jesús, por encima de nosotros. 

 

La restauración de nuestra relación con Dios no depende de nosotros sino de su gracia. No podemos desarrollar una relación profunda con Dios, si nuestro ego está por encima de Él.

 

¨Y él da gracia con generosidad…se opone a los orgullosos pero da gracia a los humildes.¨ Santiago 4:6 NTV

 

2. Dependencia versus autosuficiencia.

 

No fuimos creados con el propósito de auto gobernarnos ni de vivir lejos o separados de Dios, tampoco para vivir en soledad. Jesús es el Pastor no de una oveja sola sino de un rebaño. Lo cual nos lleva a lo siguiente, ¨oír¨ la voz del Pastor, dependencia, unidos para permanecer juntos en el rebaño. 

 

3. El Pastor no desiste sino qué persigue.

 

¨Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán TODOS los días de mi vida¨.

 

El Pastor carga sobre su espalda nuestra culpa y vergüenza. Jesús se expuso públicamente en la Cruz, ¨anuló el acta con los cargos que había contra nosotros.¨ Col. 2:14

 

4.Jesús la respuesta a nuestra ansiedad y miedos. 

 

¨no temeré porque tú ESTÁS  a mi lado¨. Salmo 23:4

 

¡Qué seguridad la de David! Eso se logra dependiendo todos los días del Pastor, ¨viendo¨ a Jesús. 

 

Padre, ¡ciertamente te necesitamos! No hay lugar más seguro que en tus brazos, ni mejor dependencia que de ti.