priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Isotipo%20color%2BBN-01_edited.png

Vida Abundante Uruguay - Lunes 30 de Mayo 2022 

El Privilegio de Servir

Por: María Eugenia Marichal

Servicio.jpg

“El pueblo bendijo a todos los que se ofrecieron voluntariamente a vivir en Jerusalén.” 

Nehemías 11:2 (NVI)

 

Finalizamos la serie ¨Manos a la obra¨, con un tema muy apropiado, servir a Dios no solo es un privilegio es además una responsabilidad. Ser hijos de Dios es un privilegio, ¿cierto?, en un mundo caótico donde el ser humano se encuentra perdido sin Cristo, realmente es un privilegio formar parte de la familia de Dios, entonces ¿por qué no servirle? Pero no por obligación, si no a la manera de Jesús, por amor, lo cual nos lleva a hacerlo voluntariamente.

 

Filipenses 2: 17d “así como el fiel servicio de ustedes también es una ofrenda a Dios.”

 

Santiago 4:17(NTV) dice así; ¨Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo¨.Cuesta digerir esto, ¡es fuerte!, ¿no? Pero la realidad es que si somos una familia debemos entender que no podemos observar de lejos si no que debemos involucrarnos. Jesús jamás dejó por fuera a sus discípulos si no que como líder los empujaba a ser parte del servicio. 

 

Algunos puntos que debemos tener en cuenta para servir a Dios con excelencia. 

 

1) Dios nos dio a TODOS dones y talentos. 1 Pedro 4:10

2) Enfocarse en desarrollar lo que nos dio a cada uno, sea el don o talento que nos haya dado. Desarrollar eso que Dios nos dio implica perseverancia, disciplina, auto crítica, constancia y aprendizaje.

3) Todos sin excepción rendiremos cuenta a Dios de lo que hicimos con lo que nos entregó. Mateo 25:14-30 

4) Trabajar en equipo, con un mismo fin y un mismo propósito. Filipenses 2:2c ¨amándose unos a otros y trabajando juntos con un mismo pensamiento y un mismo propósito.¨ 

5) Servir a Dios tiene recompensa. Mateo 10:42 

 

Marcos 3:31 (NTV) ¨La verdadera familia de Jesús¨.

 

Para terminar es interesante lo que Jesús dice aquí, (versículos 33-35) ¨¿Quién es mi madre? ¿Quiénes son mis hermanos? Entonces miró a los que estaban a su alrededor y dijo: ¨Miren, estos son mi madre y mis hermanos. Todo el que hace la voluntad de Dios es mi hermano, hermana y mi madre.¨

 

La familia se involucra en los asuntos del Padre, no son meros espectadores, si no que cuando tienen oportunidad ponen manos a la obra.