priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Isotipo%20color%2BBN-01_edited.png

Vida Abundante Uruguay - Lunes 11 de Octubre 2021 

Valora una Pausa

Por: María Eugenía Marichal

Isaías 30: 15 (NTV) ¨Esto dice el Señor Soberano, el Santo de Israel: Ustedes se salvarán solo si regresan a mí Y DESCANSAN EN MÍ. En la tranquilidad y en la confianza está su fortaleza; pero no quisieron saber nada de esto. 

 

Hay momentos que en nuestro caminar con Jesús debemos poner modo pausa. Podemos tomar de ejemplo este pasaje donde el Señor es específico con respecto a tomar un descanso. Al igual que a Israel en los días de Isaías, nuestro Padre hoy nos habla sobre descansar en Él. 

 

Tomar una pausa como lo hizo Jesús camino a Galilea (Juan 4: 6b) es necesario para nosotros. Quizás el cansancio de Jesús era diferente al que nosotros podemos experimentar hoy, los motivos también, pero lo que podemos extraer de aquí es que muchas veces debemos hacer una pausa para poder continuar. 

 

Las pausas son diseño de Dios, planeadas para que volvamos nuestra mirada a Él y también para que bajo la supervisión de Su Santo Espíritu meditemos y reflexionemos si vamos por el camino correcto o nos hemos desviado. Por lo tanto las pausas son necesarias y redundarán para nuestro bienestar, emocional, físico y el más importante de todos, el espiritual. 

 

Al descansar en Dios está nuestro reposo, nuestra fortaleza, nuestra confianza y nuestra tranquilidad. Parafraseando las palabras de Isaías podríamos decirlo de esta manera, para estar a salvo debemos descansar en nuestro Padre. Las circunstancias quizás no cambien pero descansar en Dios nos mantendrá a salvo de dar malos pasos y de querer estar al control de todo a nuestro alrededor. 

 

1-Dios quiere toda nuestra atención centrada en Él. Debemos tomar una pausa para poder verle a Él

 

2-Dios quiere nuestra dependencia total de Él. Debemos tomar una pausa para examinar si dependemos de nosotros mismos, o dejamos que Él nos guie conforme a Su voluntad.

 

Tomar una pausa nos lleva a poder escucharle. Y al hacerlo tomaremos mejores decisiones y experimentaremos paz. 

 

Tomar una pausa nos hace dar más y mejor fruto. En Juan 15:1-17 Jesús habla de la vid, del trabajo que lleva el cuidado de un viñedo. Dice que a veces es necesario la poda para que la vid de aún más fruto (Juan 15:2b-c). El labrador debe darle una pausa, una poda para que la vid lleve más fruto. Así hace nuestro Padre para que nuestro fruto sea de mayor y mejor calidad. 

 

¿Por qué valorar las pausas? 

 

-Nos lleva a conocer más la persona de nuestro Padre.

-Aumenta nuestra fe y nuestra confianza en Él.

-Nos capacita y entrena para dar ánimo a otros en sus pausas. 

-Aprendemos a conocer mejor Su voluntad.

-Aprendemos a escucharle más y mejor. 

 

Padre, enséñanos a valorar las pausas. Te necesitamos siempre.

 

PD: Pueden leer cada pasaje como siempre. Valiosa es la pausa que tomamos hoy.