priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Isotipo%20color%2BBN-01_edited.png

Vida Abundante Uruguay - Lunes 15 de Noviembre 2021 

Valora la Fe

Por: María Eugenia Marichal

8-Valora la Fe.jpg

¨Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios, uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que le buscan.¨ 

Hebreos 11:6 (DDH)

Lucas 18:8c ¨cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?¨ 

 

La palabra fe deriva del griego pistis, es una palabra relacionada con el verbo creer pero además denota que fe está íntimamente relacionada a la palabra confianza. En otras palabras, fe no es solamente creer en la existencia de un ser supremo, sino que además de creer, confía en el Dios de las Escrituras. 

 

1) Confiar y tener fe en Dios, es ver las cosas desde Su perspectiva. 

 

Es muy interesante que el escritor inmediatamente después de decir que sin fe es imposible agradar a Dios y que es galardonador de los que lo buscan, haga referencia a Noé. ¿Por qué? 

 

Porque vendrán tiempos de mayor dificultad, tiempos como los de Noé de decadencia espiritual, donde solo los que perseveren en la fe como en su caso lograran entrar por la puerta estrecha que conduce a la vida. 

 

Porque como dice Jesús, ¿acaso cuando él regrese hallará fe (como la de Noé) en la tierra?

 

2) La fe genuina transforma.

 

Nuestra fe no solo nos afecta a nosotros sino a quienes nos rodean, como en el caso de Noé, ¨obedeció y construyó la barca para salvar a su familia¨ (Heb. 7c DHH). Obedecer, confiar, tener fe en Dios implica tomar riesgos, tales, como construir una barca cuando ni siquiera existía la lluvia. 

 

3) Fe es decidir obedecer a Dios por encima de dudas y miedos. 

 

Noé estaba convencido de que las palabras de Dios se iban a cumplir, cuando Dios le advirtió que, habían de pasar cosas que todavía no podían verse. (Heb. 7c DHH),  decidió creer, confiar, tener fe. 

 

2 Pedro 2:5 (NTV) ¨Noé advirtió al mundo del justo juicio de Dios¨, esto quiere decir que les habló a sus contemporáneos del juicio de Dios y de que había salvación si por fe creían en El.  Debió haber enfrentado hostilidad como hoy muchos la enfrentan y aún la que enfrentaremos en los tiempos venideros. 

 

La fe no solo se valora, también se ejercita. Creer y confiar en Dios es un ejercicio diario con el cual apagamos las dudas, los miedos y todo dardo que el enemigo lanza para confundirnos. ¿Encontrará Jesús fe en nosotros cuando regrese? 

 

Gracias Señor, aumenta nuestra fe para que cuando vengas nos halles como tu anhelas.