• Vida Abundante Uruguay

Sopórtense con amor unos a otros


Efesios 4: 2,5-6 (PDT)

¨Sean siempre humildes, amables, tengan paciencia, sopórtense con amor unos a otros. El Espíritu los ha unido con un vínculo de paz. Hagan todo lo posible por conservar esa unidad, permitiendo que la paz los mantenga unidos. Hay un solo Señor, una sola fe y un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos que gobierna a todos, trabaja por medio de todos y vive en todos nosotros¨.


Hoy continuamos con la cuarta y última parte de esta serie, ¨Abba Padre, enséñanos a ser familia¨. Nuestro anhelo es que sean bendecidos hoy y siempre. Recordamos los puntos de la tercera parte (pueden encontrar las tres partes anteriores aquí mismo en la página)


1) Una familia con los pies en la tierra pero con la mente y el corazón enfocados en lo eterno.

2) El hacer la voluntad de Dios como familia de Él que somos es nuestro mayor desafío.

3) El amor hacia la familia de la fe es la prueba de nuestro amor a Dios.

4) Continuamente Dios nos da oportunidades para hacer el bien a nuestra familia de la fe.


Nos encontramos a pocos días de celebrar Navidad. Hay algo que la Navidad tiene en particular y sobre todo para los de la familia de la fe. Según la RAE (Real Academia Española) navidad procede del latín tardío ¨nativitas, -atis¨, que significa nacimiento, festividad anual que conmemora el nacimiento de Jesús. Para la familia de la fe no hay mejor forma de expresar que esta, Jesús es el motivo, la causa de celebración de la navidad.


1) Jesús es tu Todo, es nuestro Todo.

Efesios 4:5-6 ¨Hay un solo Señor, una sola fe y un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos que gobierna a todos, trabaja por medio de todos y vive en todos nosotros.¨ (aclaración: todos nosotros indica a la familia de fe, hijos adoptados por medio de la fe en Cristo, puntos mencionados en partes anteriores de esta serie). Mediante este versículo podemos encontrar un maravilloso tesoro. Todo lo que importa es Cristo porque por medio Él tenemos aceptación delante del Padre. Además es quien gobierna a todos los de la familia de la fe, trabaja por medio de todos y vive en todos. Es necesario que recordemos y atesoremos en nuestro corazón estos principios bíblicos porque por medio de ellos podemos entender más lo que es vivir por gracia y que ella es todo lo que necesitamos. Su poder actúa mejor en nuestras debilidades (2 Cor. 2:12)


2) Jesús venció todas las debilidades, no solo las tuyas SINO LAS NUESTRAS.

La familia de Jesús está compuesta por tres pilares perfectos, Dios Padre, Jesús el Hijo, y el Espíritu Santo. Y nosotros, Sus hijos muy amados, pero imperfectos. ¡Alcanzados por gracia! HIJOS E HIJAS ALCANZADOS POR GRACIA.


3) Solo hay hijos/as mirados a través de Jesús.

Col. 3: 25c (NTV) ¨Dios no tiene favoritos¨. Como mencioné anteriormente la familia de Jesús tiene dos partes, una parte que es la perfecta y la otra que es la imperfecta. No es que quiera resaltar esto constantemente o como algo condenatorio. Sino más bien para resaltar que debemos ser enseñados por Abba Padre a mirar a la familia de la fe a través de los ojos de Jesús.


Quizás ahora podamos preguntarnos lo siguiente, ¿qué sentido tiene el versículo cabeza de hoy? Además otra posible pregunta, ¿qué tiene que ver la Navidad con todo esto?

Quiero hacer una analogía para que podamos entenderlo mejor. Nuestra familia biológica está compuesta por padres, hijos, abuelos, etc. que ciertamente con alguno de ellos tenemos diferencias e incluso nos han dañado de manera profunda. De igual manera pasa con nuestra familia de la fe, a veces tenemos diferentes opiniones, nos herimos, y un montón de cosas más. Ef. 4:2 ¨Sean siempre humildes, amables, tengan paciencia, sopórtense con amor unos a otros¨ Cristo Jesús nació, fue concebido por el Espíritu Santo, murió y resucitó. Y TODO POR AMOR.


La Navidad es un buen tiempo para recordar que Jesús dejo (temporalmente) la comodidad del cielo, la riqueza, el esplendor para nacer en un pesebre con el fin de que nosotros fuéramos parte de Su familia. Dejó (temporalmente) la familia perfecta para vivir entre hombres temperamentales, un débil en la fe, un hombre que lo negó y tantos hombres y mujeres como nosotros.


Miremos a Cristo y por medio de Él a nuestros hermanos, somos familia por encima de todas nuestras debilidades. Meditemos en lo profundo de nuestros corazones confiados en que Su gracia alcanza toda nuestra humanidad.


Gracias Abba, celebramos juntos tu persona Jesús. Celebramos que te despojaste temporalmente de todo para nacer en un pesebre. En tu Nombre oramos para que transformes, restaures y sanes la familia de la fe que nos has dado. Te amamos y esperamos tu segunda venida. ¡GRACIAS!


Por: María Eugenia Marichal.


PD: Te invitamos a leer todos los pasajes bíblicos de hoy. Y ¡ FELIZ NAVIDAD!



12 vistas0 comentarios

© 2020 Vida Abundante Uruguay

Montevideo - Pocitos, Avenida General Rivera 3167 - Tel: 097-494-924

Logo_VAU_.png