• Vida Abundante Uruguay

Somos Hijos.



Gálatas 4:6:7a (NVI) ¨Ustedes ya son hijos. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: ¨ ¡Abba! ¡Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo…¨


Empiezo haciéndote una pregunta: ¿Quién eres?


La respuesta acertada es, soy hijo/a de Dios. Sí esta no ha sido tu respuesta no te sientas mal por ello porque a todos nos cuesta definirnos de esa manera. Todos acostumbramos a decir cosas tales como; soy la mamá de, la esposa de etc. Y no está mal, pero no debes olvidar que antes que todo eso eres hijo/a de Dios.


1) Dios define quién eres.

Si has creído con tu corazón y confesado con tu boca que Jesús es el Hijo de Dios es suficiente para que seas adoptado como Su hijo/a (Romanos 5:9-10). Si tienes esa convicción personal y profunda, si ha habido arrepentimiento en tu corazón Jesús es suficiente para cubrir todas tus imperfecciones, debilidades, errores, pecados.


2) No es tu pasado lo que define quien eres, es el sacrificio de Jesús por ti en la cruz.

Adopción es un acto que establece un vínculo de parentesco, incorpora a la familia propia a una persona que ha sido engendrada por otra. Por un acto de amor tan alto e incomprensible racionalmente fuimos adoptados y podemos decirle ¡Abba Padre!


3) Somos familia de Dios por su propia voluntad.

Dios dice en Su Palabra lo siguiente, ¨ustedes son hijos ¨. El no dice quizás o tal vez. Al rendirnos a Él siendo genuinos y plenamente conscientes de que Jesús es el Salvador, Señor y Rey somos adoptados e inmediatamente nos llama hijos.


4) Dios nos llama hijos/as. Somos lo que Él dice que somos.

Tú y yo somos parte de Su familia. ¿Por qué? Porque Él ha querido establecer un vínculo, una relación con nosotros. Y no hay cosa más asombrosa ni más milagrosa que un Dios tan alto y sublime nos diga ¨ustedes son mis hijos y pueden decirme Abba¨


Así es el comienzo de una nueva familia, la familia que sigue el diseño del cielo. Gracias Señor por el privilegio de ser tus hijos y porque somos parte de Tu familia. Te amamos Jesús.


Oremos:

Padre celestial, oramos en el nombre de Jesús por este nuevo tiempo y por esta nueva serie de devocionales. Señor oramos para que tú hables a nuestros corazones y que sea de bendición tanto para quienes lo leeremos como para quienes nos rodean. Por: María Eugenia Marichal.

45 vistas0 comentarios

© 2020 Vida Abundante Uruguay

Montevideo - Pocitos, Avenida General Rivera 3167 - Tel: 097-494-924

Logo_VAU_.png