• Vida Abundante Uruguay

Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios.

Actualizado: mar 30


Por Federico Baranzano.

“Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Yo seré exaltado entre las naciones! ¡Yo seré enaltecido en la tierra!. Salmo 46:10

En este tiempo la humanidad entera está sufriendo una gran pandemia originada por lo que se llama el CORONAVIRUS COVID-19.


Esto es lo que la humanidad entera está sufriendo, es la primera vez en varios años que dicha pandemia se ha universalizado y ha afectado a prácticamente todos los países.


Hasta ahora, habían ocurrido otras pandemias pero no de la extensión territorial como ésta. Hasta ahora, parte de la humanidad venía sufriendo otras pandemias, a saber, el hambre, la violencia, las adicciones, el materialismo salvaje, pero a las cuales casi no se le ha  dado tanta importancia, porque el ser humano ha ejercido cierto control.

Sin embargo, actualmente, el ser humano no tiene el control del Coronavirus Covid-19, pretende tenerlo, pero en sí no lo tiene. Es algo incontrolable, algo en lo cual el ser humano ha tenido que reconocer lo frágil que verdaderamente es. Es algo que no se detiene con dinero, ni con  bienes, ni con posición social, ni siquiera con conocimientos científicos, ya que aun no hay una cura para la misma.

Es en esa fragilidad del ser humano, donde Dios ejerce todo su poder.

Ahora bien, ¿Dios por qué lo permite?, ¿por qué no lo detiene?.

Saben algo, el único que tiene el control de toda la situación es Dios mismo y ese mismo Dios es quien te está exigiendo que -ESTÉS QUIETO-

De hecho, dentro de las medidas de prevención para el contagio está justamente el estar quieto, algo que el ser humano desde su creación nunca pudo lograr plenamente, porque entiende que está capacitado para hacer todo. Pero ahora dicha capacidad no la tiene, y eso le aterra, porque no tiene una respuesta o una solución real para afrontar este problema  tan grande.

Pretendemos conocer todas las cosas e investigamos  todo y le buscamos una explicación a todo lo que existe, pero cuando se refiere a Dios, aun el ser humano no tiene respuestas, porque la manera de conocer a Dios es estar quieto y ver lo que Él está haciendo.

¿Qué está haciendo Dios?, haciéndote estar quieto y esperar como ocurren los acontecimientos.

¿Sólo eso?. No, además le está dando un descanso a su creación. 

¿Cómo?. Si, el hecho de que el ser humano debe estar quieto posibilita que la creación descanse de la acción devastadora que el mismo está ocasionando. 

Las aguas de los canales de Venecia están tornándose cristalinas debido a que el ser humano debe estar quieto, también tenemos ciudades con calles vacías y casi sin vehículos circulando, o sea, disminuyendo la emanación de gases que destruyen la capa de ozono.

Pero a su vez, el ser humano está reconociendo que necesita ayuda y del único que puede recibirla es del creador de todas las cosas, de Dios, porque por sí solo no puede hacerlo y ni siquiera sabe cómo hacerlo.


Las naciones se están volcando a la adoración y a la búsqueda de Dios como única salida a este problema.


La Tierra está enalteciendo a su Creador, el cual le ha dado el descanso necesario. Todo eso porque Dios se está mostrando en nuestra quietud obligatoria para que recapacitemos de nuestros errores y nos responsabilicemos de todo el mal que hemos causado.


Otra cosa más, esta enfermedad solo está afectando al ser humano por lo menos hasta ahora, el mismo que tanto mal ha provocado. 


Si, Dios nos está haciendo ver hasta donde puede llegar nuestra maldad y egoísmo para que recapacitemos y nos volvamos a Él y le conozcamos realmente.

Federico es abogado y escribano público de profesión. Es miembro de Vida Abundante Uruguay en donde apoya en diferentes áreas, principalmente en lo referente a enseñar la palabra de Dios, además forma parte del Servicio Comunitario Siembra. Cursó Bachillerato en Teología en el Seminario Bíblico del Uruguay del cual fue profesor desde 2005 hasta el 2016. Junto con su esposa Leticia pastoreó durante 10 años el Ministerio Cristiano Nuevo Pacto, en Montevideo. Es Padre de dos hijas, Valentina y Lucia.


0 vistas

© 2020 Vida Abundante Uruguay

Montevideo - Pocitos, Luis lamas 1442 Y 1446 - Tel: 097-494-924