• Vida Abundante Uruguay

Obras en construcción


Por María Maricha.l "estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús." Filipenses 1:6 LBLA 


¿Alguna vez te has sentido como una obra en construcción?


Pienso en un lienzo, en una escultura y también en un edificio o en algo que lleva un proceso. También puede ser un poema, una canción o una vasija. Cualquiera de estas cosas que he nombrado tiene un inicio y luego un final. A no ser que nos frustremos y lo que empecemos quede en la nada. Pero de igual manera ya sea que lo termines o quede a medias tuvo un comienzo.

Este no empezó cuando lo comenzamos a armar. Primero hubo un diseño en nuestro corazón. Y luego le fuimos dando forma. Para formar algo, necesariamente precisamos materiales, si es un lienzo necesitamos pincel, pintura, etc. Si es un poema necesitamos una hoja y/ o una tablet. Y así para cualquier cosa que querramos hacer/ construir. Se necesitan materiale para construir sea lo que sea.

Al principio plantee una pregunta. ¿Alguna vez te has sentido como una obra en construcción? Pues aunque no nos demos cuenta todos nosotros, los hijos de Dios, somos obras en construcción. Pero a diferencia de nosotros que muchas veces dejamos las obras por la mitad, Dios no. ¡Dios no deja por la mitad nada de lo que El mismo comenzó!

Este versículo habla de la buena obra que el comenzó. Esa obra tiene un principio, en el corazón de Dios mismo. Cristo Jesús es la base, la Roca, el fundamento, la piedra angular donde Dios nos afirma. Sin Cristo no hay obra que prospere. Sin un buen y firme cimiento no hay obra que pueda ser construida y mucho menos permanecer firme. A través de este versículo Dios nos da plena certeza de dos cosas o más bien de tres.


1-La primera es que la buena obra, la perfecta obra la hizo Él.


Su gracia, la muerte de Cristo, su resurrección son el comienzo de su obra maestra.

"Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás." Efesios 2:10 NTV


Somos nuevas criaturas por medio de la fe en Cristo. Esta es la base. ¡Pero hay más!


2-La segunda parte, estamos en un proceso de construcción.


A diferencia de nosotros Dios no deja NUNCA por la mitad lo que comenzó. ¡Cuánto nos debiera alegrar esto! El no se ha cansado de nosotros, no quiere dejarnos por la mitad y aunque al principio el material se resista, sea duro y rebelde, nuestro Padre se determinó a terminar lo que Él mismo comenzó. No húyamos de Sus manos. El proceso puede ser a veces doloroso pero en Sus manos nunca sin fruto.


Somos el material que Dios quiere transformar y moldear.

3-Y lo tercero es que Dios mismo se encarga a través de Su Espíritu Santo de darnos la forma que Él desea para que cada día nuestras debilidades y naturaleza sea absorbida por la de Cristo Jesús.

Todos somos procesados pero no de igual manera. Dios conoce cada corazón y todas las debilidades. Sólo Él sabe cómo y qué hacer. El Espíritu Santo tiene el poder y no nosotros

Señor, mi clamor es que no desistas de nosotros.

34 vistas

© 2020 Vida Abundante Uruguay

Montevideo - Pocitos, Avenida General Rivera 3167 - Tel: 097-494-924