Hacer el bien, mayormente a los de la familia de la fe


Gálatas 6: 10

(RVR 1960) ¨Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe¨

(NVI) ¨Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe¨


Continuamos con la tercera parte de esta serie, esperando siempre ser de bendición. Los puntos mencionados en la segunda parte, son 5. (Pueden leer las dos partes anteriores aquí mismo en la pagina)


1) El tener un Padre establece un vínculo familiar. El que seas hijo/a de Dios te hace formar parte de Su familia.

2) Dios te da sentido de pertenencia

3) Dios escogió que seas parte de Su familia.

4) El hogar/ la familia es mucho más que un edificio. Es una relación que se construye.

5) Dios nunca quiso ni quiere que te sientas solo/a. El te da una familia porque te ama.


Recordando estos cinco puntos entendimos que es Dios mismo el que nos hace habitar en familia. El pertenecer a la familia de Jesús es una de las cosas más preciadas que tenemos y que el Padre nos regala. Y a la vez es una responsabilidad muy grande que tenemos al pertenecer a ella. La gracia y el amor de Dios hacen posible que pertenezcas a la familia de LA FE.


1) Una familia con los pies en la tierra pero con la mente y el corazón enfocados en lo eterno.

Jesús en el capítulo 3 de Marcos, versículo 33 al 35 dice estas palabras; ¨ ¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana, y mi madre.¨


Dios nos ha dado una familia a través de Cristo. Jesús habito entre hombres y mujeres comunes como nosotros. Entre ellos estaban los discípulos, tan imperfectos como nosotros. La realidad es que vivimos de manera temporal aquí y tenemos nuestros pies aquí pero lo importante es donde tenemos enfocados la mente y el corazón.


2) El hacer la voluntad de Dios como familia de Él que somos es nuestro mayor desafío.

El versículo que cité al inicio nos deja un principio esencial para nuestra vida en relación a nuestra familia de la fe. Citando lo expuesto allí, Pablo dice; según tengamos oportunidad o siempre que tengamos oportunidad hagamos bien a todos Y MAYORMENTE A LOS DE LA FAMILIA DE LA FE/ ESPECIALMENTE A LOS DE LA FAMILIA DE LA FE. La voluntad de Dios es que amemos la familia de la fe que Él nos ha dado y hacer el bien que redunda para beneficio de ella.


3) El amor hacia la familia de la fe es la PRUEBA de nuestro amor a Dios.

1 Juan 3: 17- 18 (NVI) ¨Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él? Queridos hijos, no amemos de palaba ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad¨. Todos en algún momento de nuestra vida y peregrinar con Jesús hemos pasado por algún momento de necesidad ya que vivimos en un mundo caído y no solo de una necesidad meramente material sino de oración, una palabra de aliento, etc. Es en esas situaciones donde nuestro amor a Dios es probado. Nuestro Padre prueba si amamos a la familia que Él nos ha dado por medio de la compasión y amor que manifestamos frente a la necesidad de nuestros hermanos.


4) Continuamente Dios nos da oportunidades para hacer el bien a nuestra familia de la fe.

¡Hay tantas maneras de hacer el bien a nuestra familia! El punto es que quizás no lo tenemos tan claro pero está ahí esa oportunidad, está al alcance de nuestra mano. Escribir un mensaje, hacer una llamada, no juzgar y hablar palabras de vida esas son oportunidades justamente de hacer el bien a la familia de la fe. La oportunidad de no juzgar, la oportunidad de corregir con amor, la de extender nuestra mano, la de abrazar y sostener. ¡Son tantas y tan variadas como la multiforme gracia de nuestro Padre!


Oremos:

Abba Padre, oramos en el nombre de Jesús para que sigas enseñándonos a ser familia. Abba Padre ayúdanos a ver cada oportunidad que tu nos pones frente para hacer el bien a la familia que por amor y gracia nos has dado.


Por: María Eugenia Marichal.


PD: Te invitamos a leer todos los pasajes bíblicos de hoy. ¡Un abrazo!

271 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo