priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Isotipo%20color%2BBN-01_edited.png

Vida Abundante Uruguay - Lunes 3 de Mayo 2021 

Temor de enfrentar los momentos finales de la vida.

Por: María Eugenia Marichal

Lucas 23:42-43 ¨Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Jesús respondió: -Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso¨. 

 

Hoy seguiremos hablando de un tema del que a pocos les gusta hablar, ya sea porque no les gusta o porque les causa temor. 

 

Para hablar sobre el  vamos a meditar en dos pasajes bíblicos; Lucas 23:42-43 y Mateo 27: 44, ambos pasajes se centran en la crucifixión de Jesús.

 

Podemos preguntarnos si es necesario hablar de un tema como este, quizás nos genere cierta inquietud, o miedo hablar de la muerte. Pero para enfrentar este temor podemos decir firmemente que, Cristo es la definición de vida. Si, así es, Jesús es la Vida. (Juan11:25) 

 

Muchas pueden ser las razones por las que alguien le teme a la muerte:

 

-Miedo a lo desconocido.

-Estar aferrado a las cosas de este mundo.

-Miedo a cómo van a ser los últimos momentos de la vida.

 

Y la más importante de ellas, ignorar lo que la Palabra de Dios dice al respecto. Quizás tendemos a pensar que solo los incrédulos o no creyentes tienen esta clase de miedo, pero aun nosotros los Cristianos podríamos llegar a padecer este temor por ignorancia.

 

Oseas 4: 6a (NTV) ¨Mi pueblo está siendo destruido porque no me conoce¨.

 

¿Acaso no podemos conocer a Dios también en esta área?

 

Conocer a Dios es creer que Jesús es la luz, es el camino, es la verdad y es la vida. Como pueblo de Dios es necesario hablar de este tema y conocerle aún más.

 

Lo cierto es que todos tenemos una hora de nacer y una hora de morir, entonces, la pregunta más sincera que podemos hacernos a nosotros mismos es, ¿estamos listos? 

 

Para quienes creemos que Jesús murió y resucitó, que él es el Hijo de Dios que derrotó a la muerte y al pecado, que es nuestro Salvador y Rey, entendemos que para hablar de vida en Cristo es necesario hablar de muerte.

 

Hablar sobre la muerte de manera adecuada es contra cultura. ¿Qué significa esto?

 

Al ser humano le aterra la muerte, pero si conocemos a Jesús entendemos que para Él esto no era algo aterrador sino más bien algo importante para hablar con sus discípulos. En Mateo 16:21 podemos leer lo siguiente; ¨Desde entonces comenzó Jesús a declarar que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes, y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día. 

 

Mirando y entendiendo la muerte desde la perspectiva de Jesús nos ayuda a hablar de ella sin miedo. No es un tema fácil, lo sabemos, pero si lo llevamos ante Jesús, él nos ayudará también a enfrentarlo. 

 

Al principio mencionamos dos pasajes bíblicos que hablan sobre la crucifixión de Jesús, la razón es que si meditamos en ellos juntamente, nos daremos cuenta de un tesoro invaluable. 

 

Dos personas, dos actitudes diferentes. 

 

1) Cristo nos hace libre del temor a la muerte. Solo en Él podemos experimentar paz en los momentos finales. 

 

Vivir con miedo a la muerte es vivir en esclavitud. Hoy mencionábamos algo sobre la persona de Jesús. Decíamos que Jesús es la definición de Vida. Si creemos que Jesús es la Vida entonces deberíamos enfrentar los momentos finales de manera diferente. Podemos aprender de uno de los ladrones al costado de la cruz que en su momento final decidió creer en Jesús como su Salvador. En Jesús halló la paz, el oportuno socorro para ese momento donde todo parecía oscuro. En Cristo experimentamos paz en la muerte. 

 

1 Juan 4:18 (PDT) ¨El amor no sufre del miedo. Por el contrario, el amor que es maduro echa fuera el miedo, pues el miedo tiene que ver con el castigo. Así que el que sufre del miedo, todavía tiene que madurarse en el tema del amor¨. 

 

Vivir en el amor de Dios puede quitar toda clase de temor, miedo a lo desconocido, miedo a lo que sigue después de la muerte, e incluso el temor a la muerte en sí misma. 

 

2) Morir en Cristo es ganancia. 

 

Pablo nos deja unas palabras de aliento y ánimo para nuestro final.  

 

Filipenses 1:21 ¨Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia¨.

 

Mirar la muerte desde la perspectiva celestial no es una perdida como algunos seres humanos creen, morir para los hijos/as de Dios es ¡ganancia! ¿Por qué es ganancia?

¡Veremos cara a cara a Jesús!

 

1 Corintios 13: 12 (PDT) ¨Sucede lo mismo con nosotros. Ahora vemos todo como el reflejo tenue de un espejo oscuro, pero cuando llegue lo perfecto, nos veremos con Dios cara a cara. Ahora mi conocimiento es parcial, pero luego mi conocimiento será completo. Conoceré a Dios tal como él me conoce a mí.¨ 

 

¡No habrá más llanto, ni dolor, ni clamor, ni muerte!

 

Apocalipsis 21: 4 ¨Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.¨  

 

Damos lugar al tercer punto recordando el relato de los dos ladrones. En el pasaje de Mateo 27: 44 leemos que los dos injuriaban a Jesús. Entonces, ¿lo qué dice Lucas 23:42-43 está de más en las Escrituras?

 

Definitivamente no. Por el contrario nos revela algo maravilloso, EXTRA ORDINARIO. Al ver a Jesús siendo crucificado, ensangrentado, herido, molido, injuriado, siendo víctima del escarnio público, uno de esos ladrones termina diciendo; ¨Acuérdate de mí cuando vengas en tu Reino¨. 

 

3) El cambio de mentalidad lleva a la redención. 

 

Al igual que los dos ladrones muchos de nosotros injuriábamos a Jesús, no creíamos, le dábamos la espalda, no había mucha diferencia entre ellos y nosotros. Pero también como a ellos se nos dio la oportunidad de cambiar de mentalidad y de arrepentirnos.

 

Cristo aún en el sufrimiento de la cruz capto las palabras del ladrón, vio lo que había en el corazón de este hombre. Al decir ¨acuérdate de mí¨, mostró su arrepentimiento.

 

Muchos creen en la vida después de la muerte aunque tienen un concepto distorsionado. Jesús es el único camino que conduce a la vida eterna, no hay otro. Hay una falsa creencia de que todos los caminos conducen a Dios. Las palabras del ladrón apuntaron al camino correcto, a la persona correcta, al Nombre correcto y en el único que hay salvación y vida eterna. Leer  Juan 5:24.

 

El ladrón puede haber cometido mil errores, y a diferencia de Jesús él sí merecía ser condenado a muerte.

 

Lucas 23: 41 ¨Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hermanos; más este ningún mal hizo¨.

 

Pero la diferencia entre él y el otro ladrón radica en el cambio de mentalidad. Eso lo llevó a la redención, a que en ese instante todos sus pecados fueran echados al fondo del mar. No solo fueron las palabras que él dirige a Jesús, ¨acuérdate de mi¨, sino también el confesar que Jesús no merecía morir en la cruz porque a diferencia de él no había cometido ningún delito. ¡A cambio de la muerte que merecíamos nos fue dada vida! Ese cambio de mentalidad redunda para vida. Y esa es nuestra paz. Cambiemos la esclavitud del temor a la muerte por la vida que es Cristo. 

 

Romanos 8: 38 ¨Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte…nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.¨

 

Siempre bajo la perspectiva divina, morir en Cristo es ganancia, porque ni siquiera la muerte nos puede separar de él. 

 

¿Estamos listos? Recordemos; misma realidad, la muerte; dos actitudes diferentes. ¿Cuál puerta escogemos? La que nos abre Cristo a través de su cruz. Solo en él hay salvación y vida eterna. 

 

Gracias Jesús. Hoy Señor te pedimos por los que como esos ladrones tienen que decidir. Padre, oramos para que vengan al arrepentimiento, para que haya un cambio de mentalidad y sean redimidos. Solo en ti hay salvación y vida eterna. Que conozcan tu perfecto amor. En el nombre de Jesús. Amén. 

 

PD. Gracias por tomarse el tiempo de leer y meditar para seguir creciendo. Recordamos leer todos los pasajes bíblicos. ¡Hoy es día de salvación!.