priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Vida Abundante Uruguay - Lunes  25 de Enero 2021 

Imago Dei

Por:  María Eugenia Marichal

Génesis. 1:26a (NVI) ¨y dijo: ¨Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza¨. 

 

Seguimos con la segunda parte de la serie, ¨En el principio¨. 

 

En estos días he meditado sobre porque Dios nos quiere hablar otra vez sobre el origen, o sea de el principio cuando el crea todo. ¿Qué será lo que Dios quiere recordarnos? O más bien hay una pregunta inquietando mi corazón que creo que es la clave para que entendamos porque Dios quiere hablarnos sobre esto. ¿Cuál es ese fundamento que Dios quiere que esté firme en nuestro corazón? Esencialmente el ser humano fue la obra maestra por la cual Dios creó todo lo demás. En otras palabras el objeto central de todo lo que él creó es el ser humano. No somos producto de la casualidad o la suerte como algunos creen, existimos porque Dios dijo ¨Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza¨. 

 

En el principio Dios lo creo todo perfecto, aún a nosotros, pero por el pecado eso ha sido deformado. Dios fue y sigue siendo soberano, y esa es una característica inmutable de Su carácter. Esta característica demuestra algo y es lo que Dios nos quiere recordar, fue Su decisión crearnos. Fuimos creados por él, con el propósito de ser portadores de su imagen. 

 

¿Qué es portar la imagen de Dios? 

 

1. Representar a Dios en la tierra. No para jugar a ser dios.

Con la caída del ser humano una de las cosas que fue deformada por el pecado fue la dependencia de Dios. Nos creemos autosuficientes, que no necesitamos a Dios en nuestra vida y que podemos tener el control de todas las cosas. Nos creemos el ombligo del mundo. Que todo gira a nuestro alrededor cuando la realidad es que fuimos creados para glorificar a Dios, para que nuestra vida y existencia en si misma dependiera cien por ciento de Dios.

 

Esto nos lleva a dos cosas; a idolatrarnos a nosotros mismos y a lo creado. De esta manera el propósito por el cual fuimos creados se ha desvirtuado. Pensando en los tiempos que hoy vivimos nos encontramos con algo que Pablo dice en 2 Timoteo capitulo 3, la cual tiene como título ¨Peligros de los últimos días¨, las palabras de Pablo son las siguientes, (versículo 2 a RV1960) ¨Porque habrá hombres amadores de sí mismos.¨

 

El ser humano fue creado para glorificar y exaltar a Dios no para idolatrarse a sí mismo. Ser portador de la imagen de Dios es amar a Dios por encima de todo lo demás. Éxodo 20: 4 (NVI) No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra¨.  Somos portadores de la imagen de Dios, no dioses.

 

2. Tenemos autoridad delegada que Dios nos ha dado para ejercer dominio sobre la tierra. 

Gén. 1:26 b (NVI)  ¨Que TENGA dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo, y sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo¨. Nótese esta palabra, ¨tenga¨, mediante ella entendemos que Dios es quien da autoridad al ser humano de ejercer dominio sobre lo que él creó.

 

La palabra dominar bien entendida es cuidar, administrar y liderar con justicia en la tierra que Dios creó para el disfrute del ser humano. No es ejercer dominio disfrazado de autoritarismo sino de liderar cuidando de la creación como el Creador lo haría. Nuestra tendencia es culpar a Dios de todos los acontecimientos malos que ocurren en el planeta tierra, cuando en realidad debemos examinarnos a nosotros mismos y reconocer que esto es el resultado de lo que nosotros hemos provocado al administrar mal todo lo que Dios nos delegó. Santiago 4:6c- 7a ¨Dios se opone a los orgullosos pero da gracia a los humildes. Así que humíllense delante de Dios¨.

 

Todavía hay tiempo de arrepentirse. Si hemos sido orgullosos en esta área, descuidando todo lo que Dios nos ha delegado él no se opone al que se humilla. 2 Crónicas 7: 14 (NVI) ¨si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.¨ 

 

3. El hombre y la mujer ambos creados a imagen de Dios.

Al principio de este devocional hay una pregunta que volvemos a retomar. ¿Cuál es ese fundamento que Dios quiere que esté firme en nuestro corazón? Hoy nos vemos expuestos a una palabra que resuena en todos lados, igualdad. Pero la verdad es que cuanta más igualdad queremos más controversia encontramos, más oscuridad hallamos y más confusos nos encontramos.

 

Hay una sola y única verdad, todo ser humano, hombre y mujer fue creado a imagen de Dios. Y aquí es a donde Dios quiere llevarnos, esta verdad tiene que estar arraigada en nuestro corazón y creerla. El mundo quiere hacernos creer que lo que Dios ha establecido en Su Palabra es cosa del pasado pero Dios dice en Gén. 1:27 ¨Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. HOMBRE Y MUJER los creó.¨

 

Vivimos en un tiempo muy difícil y el enemigo quiere hacer estragos en cuanto a lo que Dios ha establecido. Por eso Dios hoy nos está recordando el génesis, el principio para que guardemos nuestro corazón de no caer en falacias y en las mentiras de nuestro adversario y podamos con amor arrojar luz a los perdidos.

Tanto a hombres como mujeres Dios nos ha hecho embajadores de Su reino. ¿Qué es un embajador? Es un representante. Eso somos los hijos/as de Dios, representantes de Jesús aquí en la tierra. Representamos el reino de los cielos aquí en la tierra. 2 Corintios 5: 20 (NVI)  ¨Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: ¨En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios¨  Portadores de la imagen de Dios, embajadores de Jesús para anunciar reconciliación. 

4.Fuimos creados para parecernos a Él.

El ser humano a diferencia de todo el resto de la creación está dotado de ciertas habilidades o características y como hemos visto es quien Dios creó para someter la tierra. Para ello el Creador del universo lo creó con voluntad propia, con sentido de moral y como un ser relacional. El ser creado a imagen y semejanza de Dios no es que nos parecemos a él en un sentido físico sino en el sentido de que somos un reflejo de él.

 

Mirando a la persona de Jesús quizás podamos entender más estas cosas. Que no sea mal interpretado lo que queremos explicar porque sabemos que Jesús fue cien por ciento Dios y cien por ciento hombre pero él camino entre nosotros, anduvo entre nosotros. Y para ello era necesario que tuviera ciertas características. Entre ellas el habla para poder relacionarse con otros, el ¨pensar¨ para poder refutar la religiosidad, entre otras cosas. Y si queremos hacer las obras que él hizo, debemos parecernos más a él. Si queremos que él reciba la gloria debemos volvernos al génesis, al propósito para el cual fuimos creados. 

 

La buena noticia es que todavía hay tiempo porque en Cristo esa imagen desfigurada por el pecado puede ser restaurada y puedan verlo a él a través de nuestras vidas. Todavía hay tiempo para volver al principio.

 

Padre celestial te damos gracias por recordarnos el propósito con el cual nos creaste. Somos el objeto de tu amor, predestinado para buenas obras, hecho a imagen y semejanza tuya para manifestar tu gloria y la grandeza de tu persona. En el nombre de Jesús, amén.  

 

PD: como siempre les recordamos que lean todos los pasajes bíblicos. Abrazo en Cristo Jesús.   

© 2020 Vida Abundante Uruguay

Montevideo - Pocitos, Avenida General Rivera 3167 - Tel: 097-494-924

Logo_VAU_.png