priscilla-du-preez-owqiL1yn3lA-unsplash.

VIDA BLOG

Isotipo%20color%2BBN-01_edited.png

Vida Abundante Uruguay - Martes 5 de Abril 2022 

Cultura de oración.

Por: María Eugenia Marichal

6-Cultura de Oración_Nehemías.jpg

¨Te suplico que me prestes atención, que fijes tus ojos en este siervo tuyo que día y noche ora en favor de tu pueblo Israel¨. Nehemías. 1:6 (NVI)

 

Si tuviéramos que calificar nuestro tiempo a solas con Dios, ese tiempo donde llevamos todo ante Él, ¿qué calificación nos pondríamos? Basta con mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que el cielo no impacta a la tierra por causa de nuestra poca conversación con nuestro Padre. ¿Qué nos distancia del trono? La única distancia que tenemos entre la tierra y el cielo, es la oración que no hacemos. Jesús ya pagó el precio, todo lo que no podíamos hacer fue hecho por Él, por medio de El fuimos reconciliados y restaurados con Dios Padre. Ahora es tiempo de abrazar la gracia a través de la oración, que no es otra cosa que dependencia total y plena del Padre. 

 

Reflexionemos en la oración de Nehemías 

 

1) Dios conoce nuestra necesidad pero nosotros a veces no pedimos como debemos.

 

Nehemías sabía dos cosas, y entendía lo siguiente; que el éxito que pudiera tener ante el rey Artajerjes y el favor delante de él dependía exclusivamente del Rey del universo. Por lo tanto, su oración fue precisa y consistente. 

 

Nehemías 1:11d (NVI) ¨y te pido que a este siervo le concedas tener éxito y ganarse el favor del rey¨ 

 

2) Dios, el sustento, proveedor de todo recurso, fuente inagotable. 

 

Nehemías 2:8 (NVI) ¨El rey accedió a mi petición porque Dios estaba actuando a mi favor.¨ 

 

La oración es el método y la herramienta que tenemos para acceder no solo al trono sino para que Dios nos provea de todo lo que necesitamos.

 

Santiago 5:16 (NVI) ¨La oración del justo es poderosa y eficaz¨. 

 

3) Buscar a Dios en oración. 

 

El orar trae consigo lo siguiente, nos enseña a esperar la respuesta de Dios y mientras esperamos se desarrolla la paciencia y la confianza en Él. Pablo en Fil. 4: 6-7 dice ¨No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios…¨ Orar y descansar en Dios trae paz a nuestro corazón. 

 

Charles Spurgeon dice lo siguiente: ¨Si Dios no tuviera la intención de escucharnos, no nos pediría que oráramos¨.

 

¡Oremos, nuestro Padre nos escucha!